A veces, las mujeres embarazadas o recién paridas reciben comentarios fuera de lugar. Durante el tiempo que he tenido la suerte de compartir con ellas, este tema ha salido en muchas ocasiones: opiniones de médicos, enfermeras, amigos, familia, desconocidos…algunas llegan a mis encuentros y clases llorando. Por ello, y con la colaboración de algunas de ellas, me estoy tomando la libertad de enumerar muchas de estas frases. No quiero generalizar, solo aportar datos desde mi experiencia.

Aunque no lo parezca, todas son frases reales:

  • Tienes la barriga pequeña
  • Tienes mucha barriga, ¿no es más grande de lo normal esa niña? (¿Barriga pequeña o grande en base a qué? ¿Quién elige el parámetro? Yo creo que lo importante es que el bebé y la madre estén bien, sobran más palabras).
  • Te veo más fea, seguro que es niña.. (what?)
  • Felicidades…bueno, ¿lo querías?
  • Cuidate, porque embarazada y con tantos años corres mucho riesgo, ahora decidís tener hijos muy viejas y ya no estáis tan fuertes. (Cuánto tacto en estas palabras…)
  • Con lo profesional que eres, no imaginaba que quisieras ser madre. (Sin palabras…)

Quizás no llegamos a pensar lo que puede molestar un comentario a una mujer que está gestando por primera vez a su niñ@. Invito a que pensemos dos veces antes de hablar o escupir cualquier tipo de sentencia, juicio o crítica, como si todos supiéramos mucho del tema. Yo soy la primera en aplicármelo, ya que en alguna ocasión quizás haya metido la pata.Son muchos los lugares comunes en los que caemos hablando de embarazo y a veces ni se piensa que al otro lado hay una persona. He visto llorar a algunas mujeres en clase tras broncas de algunos ginecólogos por haberse pasado de peso (supuestamente una mujer debería engordar un kilogramo por mes), pero hay meses en que no aumentamos ni un quilo y en otros cuatro de golpe: no somos máquinas. Cada cuerpo es distinto y sube de peso de distintas formas, como es evidente. Para mi lo importante es que se haga una alimentación saludable y equilibrada.
Algunas frases más, estas para el post-parto:

  • ¿Todavía le das teta?
  • Que llore ayuda a que se le ensanchen los pulmones.
  • No dejes que este en la teta si no está comiendo porque luego no te la quitarás de encima.
  • Que mal acostumbrada, la tienes en los brazos.
  • A partir de los 6 meses lloran para manipularte.
  • Se tiene que acostumbrar a dormir sola ya desde el principio.
  • Déjala que llore.
  • No quiere nada, solo es una rabieta.
  • Está bien la teta, pero mejor el biberón, que crecen mejor
  • ¿Cómo no le has puesto pendientes?
  • Tu leche no es de calidad.
  • Tu madre te tiene mal acostumbrada (hablando con el bebé).
  • Las madres de hoy os quejáis mucho
  • Ahora ya tu leche es agua.
  • Con las tetas tan pequeñas que tienes no podrás alimentarlo bien.

Aquí necesitaría diez páginas más para comentar estas frases, solo puedo decir que todo esto denota que todavía hay mucho desconocimiento en cuanto al funcionamiento de nuestro cuerpo, a la evolución psico-afectiva de un bebé y a la anatomía de nuestro pecho. Me parece aún más destacable que muchas de estas frases o consideraciones vengan de otras mujeres, realmente veo la necesidad que entre nosotras haya mucha más comprensión, compasión y tolerancia.

Según mi experiencia, la mayoría de las veces, las mujeres/madres quieren simplemente llorar, ser abrazadas, sentirse escuchadas o explicar cómo se sienten. Pocas veces piden consejo y si lo necesitan, lo preguntan directamente. Si alguien familiar u amigo quiere ser de ayuda lo mejor es un simple ¿cómo estás?, ¿necesitas algo de mi ahora? A lo mejor os pedirán tapers de comida en vez de consejos y sentencias gratuitas :-).
Más frases, esta vez para mujeres que han tardado tiempo en quedarse embarazadas:

  • Cuando menos te lo esperas…
  • Seguro que es porque estás estresada..
  • Quizás te tienes que plantear que como pareja no funcionáis del todo bien..
  • Qué prisa tienes…
  • Claro, es que lo habéis pensado demasiado tarde…

Buscar y no conseguir quedarse embarazados puede ser muy frustrante, y frases como estas no mejoran el estrés que se puede sufrir durante el proceso.
Entiendo también que habría que contextualizar cada frase, a veces no provocan incomodidad si están dichas desde el cariño o el amor. Pero bueno, un poco de conciencia nunca está de más.

Y a ti, lector, ¿que frases te han llegado a incomodar?